Somos jóvenes
con mucha experiencia.


Logo de la Ranita del Tormes Logo de Camerata Salmantina

Fundada en 2013, es una orquesta de alumnos de grado elemental (los cuatro primeros años de conservatorio o escuelas de música) desde los ocho años en adelante, y la forman instrumentos únicamente de cuerda frotada: violines, violas, violonchelos y contrabajos.

Es muy peligroso que alumnos de corta edad y nivel elemental hagan "sus pinitos" sin control de especialistas cuando los hacen fuera de clase. También es verdad que cuando participan en la orquesta, es un tiempo que pasan con el instrumento y con profesores...

Usando la combinación de todo y con la coordinación de colaboradores que algún día fueron alumnos, conseguimos darle más sentido a los estudios musicales a los que tanto esfuerzo dedican las familias, conseguimos que el alumno refuerce su gusto por el instrumento y la actividad incluso ampliando su tiempo de estudio, ya que los ensayos le acostumbran a ampliar sus márgenes de concentración y práctica, y todo ello reforzando todos aquellos aspectos que hayan trabajado previamente con sus profesores, sin olvidar que el resultado final es que el alumno disfrute y mejore en su instrumento.

Hablan Componentes de Ranita

Orquesta, por el momento principalmente de estudiantes, formada generalmente por instrumentistas de cuerda frotada: violines, violas, violonchelos y contrabajos. Alumnos desde los 12 años de edad que estudian enseñanza profesional o superior tienen cabida en ella, con la colaboración habitual de profesores.

Fundada en el año 2016, es la continuación de lo que iniciaron los voluntariosos y respetuosos precursores de la Asociación Cultural Diego Pisador y su orquesta en el año 1999. Después de llevar al mando total de la orquesta cerca de 14 años, la situación ha guiado a Sergio Fuentes a fundar la asociación "Camerata Salmantina y Ranita del Tormes", asumiendo todos los aspectos organizativos, y quedando integrada por especialistas que garanticen todo lo posible cada proyecto sin dejar margen al intrusismo; eso sí, animando a la comunidad de integrantes formada por alumnos, padres y profesores, a ayudar en todo lo que deseen dentro de las necesidades del buen rumbo, algo que siempre influye positivamente en los proyectos en grupo.

En ella los alumnos trabajan los aspectos más camerísticos que permite una orquesta: técnicas de resolución de pasajes, aspectos musicales, técnicos y posturales, empaste, responsabilidad del papel individual en el conjunto e incluso prácticas con pequeños solos o piezas apropiadas, siempre preparados por profesionales reconocidos.

Sergio Fuentes, el profesor de las dos orquestas, defiende que, como músico y violinista, su principal pasión es que la gente toque su instrumento y le guste la música, independientemente del nivel donde esté o se quede. Él mismo asegura que las orquestas salvaron sus ganas por continuar sus estudios, le dieron muchos de sus primeros trabajos, e incluso gracias a ellas pudo acceder por casualidades de la vida al que hoy en día es su trabajo principal desde 1999: profesor de violín y orquesta en el Conservatorio Profesional de Salamanca (en ese destino desde 2001).

A principios de los 80 actuó con una orquesta formada por alumnos de grado elemental, medio e incluso profesores de la Orquesta de Radio Televisión Española en el Teatro Real. Por ello, y como hacen las orquestas jóvenes más prestigiosas del mundo, siempre que puede, incluye un fragmento de la actuación en el que participen las dos orquestas juntas. "Es muy importante que los mayores ayuden a los pequeños, e incluso los pequeños a los mayores, pero gracias a ese aspecto pedagógico, todos aprendemos a mirar a los lados, hacia arriba y hacia abajo, algo muy importante para conseguir ubicar objetivamente nuestro nivel, nuestro trabajo... Por otro lado, es una de las cosas más bonitas que tiene la vida: haber tocado en una misma orquesta con gente que me sacaba incluso cincuenta años ha sido una experiencia muy enriquecedora que no suele ser posible durante los primeros años de otras carreras, y que aquí sería delito no aprovecharlo."